3. ¿Con qué ejes teóricos comenzamos a ubicar el delirio?

Desde esta interrogación nos acercamos al tema del delirio y a la pregunta por la pulsión.

Las herramientas para la dirección de la cura son los conceptos, que son el marco desde donde podemos escuchar.

En el trabajo sobre Schreber (1911), Freud planteó la psicosis como una enfermedad de la pulsión.

En «Pulsiones y destinos de pulsión» (1915), nos dice que los destinos pulsionales corresponden a los tiempos primordiales de la constitución subjetiva, son materia prima para la construcción del delirio.

Estos destinos son:

  • El trastorno hacia  lo contrario
  • La vuelta contra sí mismo

Estos destinos son anteriores al tiempo de la represión. Estamos frente a un inconsciente que no es efecto de la represión.

¿Será el inconsciente a cielo abierto, como nos dice Lacan en el seminario Las psicosis?

Iremos abordando estos destinos pulsionales que corresponden al tiempo autoerótico desde los textos freudianos para luego tomar el aporte de Lacan.

Lacan nos enseñó a situar el objeto a en el circuito pulsional.

En el caso de la estructura psicótica, estamos frente al fracaso de la constitución del objeto a como pérdida.

Entonces, ¿qué estatuto le damos a la voz y a la mirada?, ¿en qué registro las ubicamos?

La falta del Nombre del Padre en lo simbólico, como vimos en las emisiones anteriores, trae como consecuencia lo pulsional en exceso.

El sujeto psicótico esta tomado por lo pulsional. ¿El camino posible es la construcción de la barrera al goce?

El delirio, ya es una tentativa del límite al goce, por eso la construcción delirante tiene un efecto tranquilizador.

En el trabajo del delirio es el propio sujeto quien toma a su cargo, no el retorno de lo reprimido, sino los retornos de lo Real, que lo abruman.

Es por eso que el trabajo con la psicosis consistirá en operar conversiones, maneras de civilizar el goce.

¿Qué puede hacer el analista frente a un paciente psicótico?

Prestar su significante, también su presencia; o sea, soportar la transferencia delirante.

En el curso del tratamiento es posible construir barreras al goce mortificante.

Los invito a escuchar la emisión de esta semana, donde amplío estos conceptos.

Con mucho gusto recibiré comentarios y preguntas.

Gracias por escuchar.

Comentarios

comentarios

Compartir

4 respuestas a “3. ¿Con qué ejes teóricos comenzamos a ubicar el delirio?”

  1. Virgilio Rodriguez Garcia

    Hola

    Me parece increible el abordaje que estas haciendo a cerca del delirio. Yo estoy haciendo mi tesis de licienciatura y precisamente es de la psicosis. Te agradeceria inmensamente si pudieses publicar tu bibliografia o mandarmela a mi correo.

    Gracias

      • Liliana Goldin

        Hola Virgilio:

        Agradezco tus palabras acerca de la forma en que voy tomando los temas, y qué bueno que estás haciendo la tesis para la licenciatura.

        Esta es la bibliografía en la que me centré en esta emisión:

        Freud:
        • «Sobre un caso de paranoia descrito autobiográficamente” —Schreber—, de 1911 (Amorrortu).
        • “Pulsiones y destinos de pulsión», de 1915 (Amorrortu).
        • «Más allá del principio del placer», 1920 (Paidós).
        • «El Yo y el Ello», de 1923 (Amorrortu).

        Lacan:
        • Seminario Las Psicosis, de 1955-56 (Paidós).
        • «De una cuestión preliminar a todo tratamiento posible de las psicosis», de 1957-58, Escritos II (Siglo XXI).
        • Seminario La angustia, de 1962-63 (Paidós).
        • Seminario De un Otro al otro, de 1968-1969 (Paidós).

        Si querés contarnos sobre qué cuestiones estás trabajando, te leemos.
        ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *